Últimas noticias

viernes, 26 de agosto de 2022

Juez de EE.UU. anuló orden de embargar la fortuna de Samark López






 Juez de EE.UU. anuló orden de embargar la fortuna de Samark López


Un tribunal de apelaciones anuló la orden de un juez federal de Florida que embargaba la fortuna estadounidense de un multimillonario venezolano sancionado y con presuntos vínculos con un cártel para satisfacer una sentencia de 318 millones de dólares a favor de las víctimas estadounidenses de un secuestro terrorista colombiano.

Samark López es uno de los empresarios más poderosos de Venezuela, con estrechos vínculos con el régimen socialista de ese país. Ha sido acusado en Nueva York de violar supuestamente las sanciones que congelan su considerable patrimonio en Estados Unidos, que incluye yates, aviones, propiedades inmobiliarias de lujo en Miami y una cuenta de 269 millones de dólares en Citibank.

El fallo emitido el martes por el Tribunal de Apelaciones del 11º Circuito de EE.UU. rechazó una orden emitida en 2020 por el juez Robert Scola, de Miami, por la que se concedían esos activos bloqueados a tres antiguos contratistas de defensa estadounidenses retenidos durante años por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia para satisfacer una sentencia anterior contra sus antiguos captores, un grupo terrorista designado por EEUU.

López ha negado durante mucho tiempo cualquier vínculo con las FARC. Con el testimonio de Dick Gregorie, un antiguo fiscal que ha puesto entre rejas a cientos de narcos, incluido el general Manuel Noriega de Panamá, sus abogados argumentaron que el gobierno estadounidense y los demandantes no habían presentado ninguna prueba que vinculara a López ni siquiera indirectamente con los rebeldes.

El argumento convenció al panel de apelaciones, que devolvió el caso al tribunal de primera instancia y ordenó que los activos congelados de López solo pueden ser desembolsados a las víctimas de las FARC si un jurado concluye que existe una relación.

En una opinión unánime, el juez de apelación Adalberto Jordan comparó las acusaciones contra López con un popular juego de salón, “Seis Grados” de Kevin Bacon, que consiste en relacionar a la estrella de Hollywood con otros actores a través de sus papeles en seis películas o menos.

“El sentido común indica, sin embargo, que cuanto más atenuado sea el vínculo, más difícil será de probar”, dice el fallo del panel de tres jueces, del que no se ha informado previamente. “Esta evidencia, vista en conjunto y tomada en la luz más favorable a los recurrentes López, creó cuestiones materiales de hecho en cuanto a si el señor López y sus empresas eran agencias o instrumentos de las FARC”.

Los problemas legales de López en Estados Unidos se derivan de su designación en 2017 como capo del narcotráfico junto a su amigo íntimo, Tareck El Aissami, el poderoso zar del petróleo de Venezuela. Estados Unidos acusó entonces a López de ser el testaferro de El Aissami para ocultar las ganancias de los envíos de cocaína de varias toneladas cuando era ministro del Interior y gobernador del estado de Aragua, donde se encuentra el mayor puerto de Venezuela.

Las FARC no fueron mencionadas por su nombre cuando López y El Aissami fueron sancionados y los únicos cargos penales conocidos contra los dos hombres son por el presunto flete de vuelos privados en Estados Unidos en violación de las sanciones, no por tráfico de drogas.

En una audiencia celebrada en febrero en Miami, el abogado de López, Adam Fels, argumentó que gran parte de las pruebas contra su cliente eran rumores y que, como mínimo, merecía un juicio antes de que sus bienes se repartieran entre las víctimas de un delito que ni siquiera tuvo lugar en Venezuela.

En 2012, un juez federal de Florida concedió a Keith Stansell, Marc Gonsalves y Thomas Howes 318 millones de dólares que debían pagarse con cuentas bancarias y activos incautados a personas vinculadas a las FARC.

Pero los hombres no habían podido cobrar en su mayoría hasta que el presidente Donald Trump promulgó en 2018 la Ley de Aclaración Antiterrorista, que permitió a las víctimas de los grupos terroristas embargar los activos ya bloqueados por el gobierno de Estados Unidos en virtud de la ley de capos de la droga.

Los tres exempleados de Northrop Grumman fueron tomados como cautivos por la guerrilla cuando su avión se estrelló debido a problemas de motor durante un vuelo de monitoreo de drogas en 2003. Su piloto, Tom Janis, fue asesinado por los rebeldes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Páginas

¡Hola!

¿Qué pasa en tu comunidad? ¡Envíanos tu reporte y hazlo acompañar con foto o video!
NotimaxPlus CEO
584245122619
www.notimaxplus.com
NotimaxPlus
Hola 👋
No olvides decirnos desde donde nos contactas.
×